SEARCH

Reflexión: “Sí hay límites”

Reflexión: “Sí hay límites”

Cuando era chica, mi papá solía decirme “Es que no tienes límites” a la par que me negaba algún permiso. Decía que a mis hermanos tenía que animarlos a salir mientras que a mí tenía que controlarme. Yo simplemente quería salir y divertirme un poco con mis amigas, pero la verdad es que mi educación fue bastante conservadora.

Pero ese no es el punto, mi papá me hablaba tanto de los límites que los fui rechazando cada vez más. Con el tiempo formé mi propio criterio y pensé que mi papá (q.e.p.d.) estuvo siempre equivocado; en la vida no hay que ponernos límites, ¿no? The Sky is the limit! O mejor aún: “¿Por qué limitarse al Cielo como límite cuando está el Universo?”, “¡No hay simplemente límites! ¡Qué mal mi papá!”.

Hoy finalmente pienso todo lo contrario. Tener límites es precisamente lo que nos define como personas. Tener límites es lo que nos hace no robar, es lo que nos hace no lastimar a alguien, es lo que nos hace ser fieles, es lo que nos hace no caer en vicios, es lo que nos hace saber retirarnos de una situación… Tener límites en realidad no es fácil pues requiere de mucha fuerza interior y de tener determinación.

Una persona que crece sin límites creyendo que puede hacer lo que quiera y pasando encima de quien sea por conseguirlo es en realidad una persona muy desubicada que probablemente sus padres consintieron demasiado de chico y lo dejaron hacer siempre su santa voluntad. Es como a las mascotas, si no les enseñas los límites, ellos van a pasar sobre ti y pueden ser incluso agresivos cuando crecen. La verdad es que una persona sin límites es alguien que puede dar hasta miedo y es alguien en quien nunca se podrá confiar.

Los límites son buenos, hacen mucho bien y me siento orgullosa de mi educación y pienso que si algún día tengo hijos, los educaré con muchos límites aunque por un tiempo no les caiga bien.

En cuanto a soñar, efectivamente no tenemos que ponernos límites; podemos soñar todo lo que queramos, pero está en nosotros y en nuestra disciplina, constancia y determinación que lo hagamos realidad (siempre y cuando esté dentro de la realidad).

Gracias por leerme.


Share!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
NuriaDM
Blogger & Entrepreneur. Amo a los animales, soy vegetariana y fan del tenis. Creo en la magia y tengo el sueño tan ligero como la Princesa del Guisante.

You May Also Like

1 Comment

  • mdiazm January 16, 2015 12:20 AM

    Buena reflexión… y es totalmente cierto! Siempre es bueno darse cuenta de las enseñanzas, no importa el tiempo transcurrido desde que las recibimos.

Leave a Reply