Llevo un buen rato (un par de meses por lo menos), escribiendo estas reflexiones a las que titulé “Lo que he aprendido“. Van a encontrar muchas frases que parecen cliché y pensarán que son tomadas de algún lado, pero todas son producto de mi propia experiencia.

Nadie nacemos siendo los mejores seres humanos, tenemos que hacer un trabajo espiritual constante para ser lo mejor que podamos y para evolucionar. A veces, para darnos cuenta de muchas cosas, primero la tenemos que regar y sólo así aprendemos con el paso del tiempo. Así que bueno, les dejo mis pensamientos…. y espero que les gusten y les sirvan.

  • He aprendido que las relaciones humanas en la vida se mantienen a base de detalles, constancia y esfuerzo. No es por arte de magia y se trata de un “me nace” o “no me nace.”
  • He aprendido que lo que es importante para mis amigos debe ser igual de importante para mí.
  • He aprendido que los cumpleaños y bodas de mis amigos(as) son prioridad en mi agenda.
  • He aprendido que ser congruente es de lo más valioso que puede haber y te evita muchos problemas.
  • He aprendido que es mejor vencer el orgullo y saber disculparse o reconocer tus errores que quedarse callado y dejar pasar situaciones que después no tienen arreglo.
  • He aprendido que es bonito demostrar a la gente que la quieres y que la admiras.
  • He aprendido a decirle a alguien “¡qué bien te ves!” (cuando se ven bien).
  • He aprendido que la gente negativa y destructiva a tu alrededor no te aporta nada.
  • He aprendido que la gente no cambia sino se transforma, y no se transforma si no lo deciden ellos mismos. Por más que hagas, la decisión es suya.
  • He aprendido que ser espiritual no es meditar, ni ir a yogar, ni dejar de comprar cosas caras, ni vestirte de blanco, ni ir a retiros, ni leer sobre el tema, ni tomar cursos. Ser espiritual se demuestra con nuestras acciones diarias en la vida cotidiana y va más allá de cualquier “adorno”.
  • He aprendido que regalar una sonrisa le puede cambiar el día a alguien.
  • He aprendido que a veces lo que hay que hacer, es simplemente no hacer nada.
  • He aprendido que a veces hay que dejar de buscar lo que deseamos y dejar que esto nos encuentre a nosotros.
  • He aprendido que no se puede ser tan rígido y radical en la vida, no siempre es  sí o no, o blanco y negro. Podemos ser más flexibles y la vida nos mostrará más colores.
  • He aprendido que estar abierto a la vida y a la gente te deja muchas satisfacciones y te abre muchos caminos.
  • He aprendido que cuando vences el salir de tu zona de confort puedes obtener grandes e insospechadas recompensas.
  • He aprendido a discernir entre salir de la zona de confort o a decir no cuando realmente quiero decir no.
  • He aprendido que circunstancias negativas o difíciles nos pasan a todos, pero está en cada uno cómo los tomamos y transformamos siempre al lado bueno.
  • He aprendido que para reconstruirte por completo en una mejor versión de ti tuviste antes que romperte en muchos pedazos.

 

11 Comments

  1. Mi Reina me identifico contigo al cien, sobre todo en el punto de hacer las cosas porque me nace!…y sobre todo el ser congruente.
    Debería haber muchas chicas cumpliendo todos esos puntos jajaja

    Abrazos

  2. ¡Me encantan! Lo mejor es que de verdad son ciertas, y no son frases ¨prefabricadas¨, de esas que leemos todos los días en internet.
    Saludos!

Leave a Response