Lunes de Kabbalah, sí, ya extrañaba estas pláticas con ustedes para compartir lo que nos enseña nuestro maestro Ariel Grunwald. Hoy empezamos el curso número 3, que tratará sobre convertirnos en “Canales“; en combatir al ego y en desbloquearnos….

“Kabbbalah -nos dice- es todo lo contrario a una terapia o a un libro de Auto-Ayuda, pues en realidad se trata de una Sabiduría que busca AYUDAR A LOS DEMÁS SOBRE NOSOTROS MISMOS.”

Ya saben que siempre trato de resumir la clase y contarla lo más claro posible; así que aquí les va mi intento.

Todos tenemos dones, sí, algunos escribimos, otros cantamos, otros bailamos como dioses, otros somos excelentes locutores, maestros, vendedores, líderes, pintores, etc… Y cuando los estamos usando, vibramos, brillamos, nos volvemos más sensibles, más psíquicos, más sensitivos, más comunicativos…. Estamos en nuestro esplendor. El punto es… que nosotros NOS SENTIMOS “ESO”; creemos que “ESO” NOS PERTENECE. Pues craso error. Todo parte de que estos dones en realidad son parte del Universo y nosotros no somos más que un CANAL para compartirlos y ayudar a los demás. Debemos entender que simplemente “NO SOMOS NOSOTROS”; los dones no vienen de mí ni para mí, vienen A TRAVÉS DE MÍ PARA COMPARTIR.

Cuando entendemos eso desde el fondo, entonces ese don fluye con más razón y sin obstáculos porque deja de estar el ego de por medio. ¿Qué pasa cuando nos sentimos Juan Camaney, el súper Rockstar, el PR del año, la periodista estrella…? Es entonces cuando vienen los bloqueos que nos muestran lo efímero que puede ser ESO que creemos que nos pertenece. ¿Un cantante que sacó solo un disco y luego desapareció? ¿El empresario que hizo millones y luego los perdió?…. A todos nos ha pasado algo parecido…

Talented
Talented
Talented

El don seguirá estando en nosotros, igual que nuestra Luz, pero si no entendemos su verdadero significado y la misión que tiene (de COMPARTIR), entonces tarde o temprano se va a bloquear. Si tenemos un talento, una inspiración, tenemos que hacer algo positivo con ello, no inflarnos el ego.

Cabe mencionar que TODOS somos CANALES. Todos tenemos un DON o muchos DONES para compartir; la persona que atiende en la ventanilla en un banco, si por ejemplo no se da cuenta que es un canal y regaña y pone mala cara a los clientes, se estará bloqueando cada día más.

Y bueno, la pregunta es (chin, ya la regamos…) ¿Ahora cómo podemos desbloquearnos?

Primero, hay que detectar cuál es el área en la que somos un mejor canal para POTENCIALIZARLA.

Después, hay que ver en qué área de nuestra vida no estamos fluyendo

Una vez que sabemos en qué estamos bloqueados, hay varias formas de ayudarnos a abrir lo que hemos tapado; como aprender a pedir y aceptar ayuda; darle el crédito a los demás siempre, arriesgarnos y salir de nuestras zonas de confort y… aunque no lo creamos, disfrutar las humillaciones que sufrimos. (Cuando alguien nos humilla en realidad nos está dando un regalo porque no hay mejor forma de comprobar que como canales, de igual manera, eso no se queda, sólo pasa. Y no somos “la fuente” que lanzó esa humillación).

Así mismo, es importante que cuando mejor estamos CANALIZANDO/COMPARTIENDO, ofrezcamos esa energía positiva que sentimos, a alguien más que pueda necesitarlo. Por ejemplo, cuando recibimos un elogio, de inmediato hay que buscar elogiar a alguien más; si nos dan un regalo, en seguida hay que buscar regresárselo o a otra persona. Hay que entender que sólo somos canales transmisores de esa energía, NO nos podemos quedar con las cosas…. Acumular sólo bloquea, ¿va?

Bueno, pues es todo por hoy muchachos, espero que les haya gustado, pero sobre todo, servido. Los quiero,

Nuria.