Hey! Aquí ando para compartir las reflexiones que ya sé que les gustan mucho y les agradezco de corazón el interés y que les puedan ser de utilidad en algo.

En esta ocasión quisiera platicar sobre cómo aumentar nuestra Luz. Bueno, para empezar ya sé que el termino de nuestra “Luz” para muchos es sinónimo de burla o de corriente de moda, new age o cualquier cosa. No tiene nada que ver. Quienes creemos en la energía, entendemos de otra manera el término de la Luz y no como algo frívolo y superficial aseveraciones como el “te mando luz”.

Todos tenemos dos tipos de Luz: la Luz Interior, que es aquélla que vive natural en nosotros, es parte de nosotros como el deseo de querer dar, lo buenos que podamos ser, cuando hacemos algo por alguien, la compasión, la bondad, etc… Son las cosas que hacemos -por decir- sin esfuerzo, que por supuesto son buenísimas, pero en realidad no tienen tanto valor como las que nos cuestan trabajo.

El otro tipo de luz, se llama la Luz Circundante y esa es aquélla que sí tenemos que trabajar, y mucho, ya que es la que podemos hacer crecer en función de la presión que nos meta la vida y de la fortaleza que tengamos para enfrentarla.

Hay una clase de personas que son demasiado easy-goings (o todos podemos tener un poco de ello) a un grado de que no pueden enfrentar nada que sea presión o intensidad. Huyen simplemente a toda costa porque la vida no los ha enseñado a dar la cara a esas situaciones. Es más fácil no contestar una llamada incómoda, fincarse en una relación pasajera que en una que exija dar más, evadir una crisis o sentimiento profundo o doloroso con alcohol o drogas…. etc. Hay mil formas de evadir la realidad y las situaciones difíciles o de presión que nos puede poner la vida. Y esto sólo merma el crecimiento de nuestra luz y de nuestro crecimiento espiritual. Nos finca en zonas muy fuertes de confort.

Pues lo que no sabemos, es que esa presión que nos pone la vida en realidad es un regalo. QUIEN NO SIENTE PRESIÓN ESTÁ FRITO, ya que la presión es el motor, el impulso, la motivación para poder salir adelante del bache. Una persona que no siente presión es una persona muerta en vida, ya que todo le vale. O la siente, pero ellos mismos LA MATAN evadiéndola, y es lo mismo.

Entre más presión sintamos y más la afrontemos, más grande vamos a hacer esa luz que nos rodea. ¿Qué hizo Donal Trump cuando se quedó en bancarrota y estuvo a punto de ser metido a la cárcel? ¿Se puso a llorar y se hundió en una depresión? ¡NO! Tomó esa circunstancia de presión máxima y la convirtió en una oportunidad: Negoció con los empresarios a los que les debía y le acabaron prestando más dinero para que saliera adelante. ¿Y qué pasó? No sólo les regresó todo lo que les debía, sino que volvió a ser multimillonario.

Al final, cuando vamos creciendo esa Luz Circundante venciendo las presiones, esa luz se va haciendo parte de nuestra Luz Interior y así es como vamos creciendo cada vez más como personas y brillando más por nuestra espiritualidad. Es como un atleta que abraza esa presión y la hace suya y eso es lo que lo hace dar mucho más.

Así que no nos sintamos mal por las presiones que nos da la vida, al final son buenas porque nos las pone la vida(el Universo/Dios en función de la luz que somos capaces de revelar o de lo que podemos evolucionar. Sólo hay que darnos cuenta y no evadirla; y es más, despertar  cada mañana contentos y emocionados por lo que nos deparará el día… Échenme lo que venga!!

STRESS

Espero haberme dado a entender. Muchas gracias y gracias también a Ariel Grunwald, maestro de kabbalah, ya que esta reflexión está inspirada en sus conocimientos y enseñanzas.

2 Comments

  1. Gracias por compartir!! Si ponemos en práctica los consejos, día a día podemos avanzar un poco, realmente el cambio es inmediato en situaciones concretas. Hoy pase por un momento difícil en mi clase, con mis alumnos, pero gracias a esta reflexión, Salí adelante y fue mágico como cambio todo a mi alrededor ¡!!

  2. Gracias Nuria por las reflexiones, están explicadas de una forma clara y sencilla, a pedir luz y fuerza para llevarlas a la práctica, ya que en el día a día es donde debemos dar los frutos, por favor sigue compartiendo reflexiones me han gustado mucho.Abrazos!

Leave a Response