Acabo de ir al Nevado de Toluca aprovechando la primera nevada del año. Es la primera vez que voy y la verdad es que resultó un intento fallido, lo que le puede pasar a muchos si no están preparados.

Lo primero que hay que saber es que está aproximadamente a hora y media en coche desde la Ciudad de México.

Lo ideal es ir entre semana pues hay menos gente y también, entre más temprano, mejor.

El frío no es mortal como dicen, pero sí tienes que llevar una chamarra que te puedas quitar y poner durante el camino y que no te estorbe demasiado. También trata de llevar botas antiderrapantes y ponte bloqueador pues te da el sol muy directo.

Hay dos estacionamientos, llega hasta al segundo; ahí podrás tomar una camioneta que te lleva hasta la cima donde está la laguna. El problema de esto, es que hay veces que no están disponibles las camionetas, sobre todo cuando está muy nevado no te suben. Si esto llega a pasar, tienes que considerar que tendrás que subir caminando aproximadamente dos horas de camino en subida. Si no tienes la condición física, ni lo intentes. Eso fue lo que me pasó a mí; al llegar, nos informaron que había tanta nieve que las camionetas no podían subir.

Intentamos subir caminando pero a los primeros veinte minutos ya no podíamos más y nos regresamos. Estaba tan nevado que pudimos hacer fotos en la falda en la montaña y después por supuesto, comimos quesadillas, jejeje.

Como último dato, les comparto que es pet friendly, así que puedes llevar a tu mascota sin problema. Djoko estuvo feliz.

Suerte cuando lo intenten!! Vale mucho la pena.

Fotos: Bryan Flores