En el Callejón de los Sapos (sí, así se llama la calle y me encanta) se encuentra ubicado el hotel Mesón de la Sacristía en Puebla. No saben qué bonito lugar.

Me hospedé ahí en mi última visita a Puebla y quedé fascinada. Con sus paredes pintadas de rosa mexicano le da todo el toque tradicional poblano, además funge también como una galería de artigüedades pues absolutamente todas las que hay como mobiliario están a la venta. Pianos, Vírgenes de Guadalupe, crucifijos, espejos, máquinas de escribir… Es como un pequeño museito. Además también hay clases de cocina típica poblana.

El hotel es pequeño, de unas diez habitaciones, por lo que la atención y el servicio son muy buenos y especializados; te sientes como estar en casa. Gracias al dueño, mi querido Leobardo Espinosa (@leobardoPuebla) por todas sus atenciones, como siempre.

De la comida, qué les digo, las mejores enchiladas verdes de mi vida las probé ahí; y las chalupas otra delicia. Definitivamente tendré que regresar pronto que ya se me hizo agua la boca.

P.D. = Enfrente hay un lugar que hacen joyería en plata con piedras, increíble. Se los recomiendo también!

Mesón de la Sacristía.

En la cocina del Mesón.

 

Antigüedades.